La Dirección General de Tráfico es quizá el organismo más polémico de la Administración española. Uno de los puntos más críticos en el funcionamiento de la DGT ahora es el colapso en las pruebas de obtención del carné de conducir, con una cifra aproximada de 750.000 alumnos pendientes de examen en junio de este año. Este colapso en los exámenes del carné de conducir no es por falta de presupuesto, ya que cada año la DGT inyecta más de 150 millones de euros de excedente de su tesorería al Estado

Fuente de noticia original: Pincha aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.